José María Pemán

No le llames soledad
a este andar con Dios en todo.
Llámale más bien un modo
de inmensidad.
Hoy tiene todo una edad
sin número. Ni antes ni luego
tienen hoy todas las cosas.
Fuentes, lirios, vientos, rosas,
juegan un juego
joven de inmortalidad.

(José María Pemán)

Feliz día del Señor. Celina

San Juan XXIII

“Cristo resucitó, ¡aleluya!”. Es un saludo que nos expresa ya un brillante programa: no muerte, sino vida; no divisiones, sino paz; no egoísmo, sino caridad; no mentira, sino verdad; no aquello que deprime, sino el triunfo de la luz, de la pureza y del respeto mutuo. Y puesto que precisamente todo esto forma la salvación, el servicio y el honor del cristiano, que éste sea vuestro testimonio, ahora y siempre, amados hijos.

(San Juan XXIII)

Feliz Domingo de Resurrección del Señor. ALELUYA. Celina

Benedicto XVI

El que es aclamado por la muchedumbre como bendito es al mismo tiempo aquel en el cual será bendecida toda la humanidad. Así, a la luz de Cristo, la humanidad se reconoce profundamente unida y cubierta por el manto de la bendición divina, una bendición que todo lo penetra, todo lo sostiene, lo redime, lo santifica.

(Benedicto XVI)

Feliz Domingo de Ramos. Celina

San Ambrosio

Y ya que el Señor es bueno, y mucho más bueno todavía para con los que le son fieles, abracémonos a él, estemos de su parte con toda nuestra alma, con todo el corazón, con todo el empuje de que seamos capaces, para que permanezcamos en su luz, contemplemos su gloria y disfrutemos de la gracia del deleite sobrenatural.

(San Ambrosio)

Feliz día del Señor. Celina

San Francisco de Sales

No nos enojemos en el camino unos contra otros; caminemos con nuestros hermanos y compañeros con dulzura, paz y amor; y te lo digo con toda claridad y sin excepción alguna: no te enojes jamás, si es posible; por ningún pretexto des en tu corazón entrada al enojo.

(San Francisco de Sales)

Feliz día del Señor. Celina

Benedicto XVI

Convertirse significa no cerrarse en la búsqueda del propio éxito, del propio prestigio, de la propia posición, sino hacer que cada día, en las pequeñas cosas, la verdad y la fe en Dios y el amor se conviertan en la cosa más importante.

(Benedicto XVI)

Feliz día del Señor, I domingo de Cuaresma. Celina

Luis de Blois

No muestres delante de nadie el rostro triste y desabrido, ni seas en tu aspecto aburrido y de dura condición. Mas, si lo eres, rectifica tu condición y muéstrate a todos, sea quien fuere, suave, amable, favorable y sencillo.

(Luis de Blois)

Feliz día del Señor. Celina