Luis María Llop

Cristo abrazando la cruz, El Greco, Museo del Prado

Ven, alma, en pos de mí -Jesús me dijo-
y tu dolor prolijo, en mi dolor encontrará el consuelo.
El camino soy yo. Los que me siguen
descanso y paz consiguen, y la corona perennal del cielo.

(Luis María Llop)

Feliz día del Señor, Domingo de Ramos. Celina

Anónimo

No se trata de cómo murió sino de cómo vivió. No se trata de cuánto ganó sino de cuánto dio. Estas son las unidades para medir el valor de todos los seres humanos, y no su nacimiento. No se trata de si tuvo dinero sino de si tuvo corazón.

(Anónimo)

Feliz día del Señor. Celina

San Pascasio Radberto

El deseo de ser servido procede del orgullo, como el de los fariseos, y el deseo de servir nace de la sabiduría y de la enseñanza de Cristo. Los que buscan los honores por ellos mismos son los que se enaltecen, y los que se alegran de llevar su ayuda y servir son los que se abajan para que el Señor los eleve.

(San Pascasio Radberto)

Feliz día del Señor. Celina

San Simeón el Teólogo

Si Cristo se ha dignado tomar el rostro de cada pobre, si se ha identificado con todos los pobres, es para que ninguno de los que creen en él se eleve por encima de su hermano, sino que lo acoja como a Cristo, que ha derramado toda su sangre por nuestra salvación.

(San Simeón el Teólogo)

Feliz día del Señor. Celina

San Claudio de la Colombiere

Estoy seguro de que no puedo esperar con exceso de ti (Señor) y de que conseguiré todo lo que hubiere esperado de ti. Así, espero que me sostendrás en las más rápidas y resbaladizas pendientes, que me fortalecerás contra los más violentos asaltos y que harás triunfar mi flaqueza sobre mis más formidables enemigos. Espero que me amarás siempre y que yo te amaré sin interrupción.

(San Claudio de la Colombiere)

Feliz día del Señor. Celina

Santa Teresa de Calcuta

Seamos fieles en las cosas pequeñas, porque ahí estará nuestra fortaleza. Miremos el ejemplo de la lámpara que arde con el aporte de pequeñas gotitas de aceite, y sin embargo da mucha luz. Las gotitas de aceite de nuestras lámparas son las cosas pequeñas que realizamos diariamente: la fidelidad, la puntualidad, las palabras bondadosas, las sonrisas, nuestra actitud amorosa hacia los demás.

(Santa Teresa de Calcuta)

Feliz día del Señor. Celina

San Sofronio

Simeón con Jesús en brazos, Alekséi Yegórov, 1830-40

Ha llegado ya aquella luz verdadera que viniendo a este mundo alumbra a todo hombre. Ninguno de nosotros ponga obstáculos a esta luz y se resigne a permanecer en la noche; al contrario, avancemos todos llenos de resplandor; todos juntos, iluminados, salgamos a su encuentro y, con el anciano Simeón, acojamos aquella luz clara y eterna; imitemos la alegría de Simeón y, como él, cantemos un himno de acción de gracias al Engendrador y Padre de la luz, que ha arrojado de nosotros las tinieblas y nos ha hecho partícipes de la luz verdadera.

(San Sofronio)

Feliz día del Señor, fiesta de la Presentación del Señor y Jornada Mundial de la Vida Consagrada