Manuel Marín Triana

Un día comprendí que debía recibir dulcemente mis derrotas,
como tenues incidentes del camino.
Entendí qué bueno es quedarse en paz,
sentado a la rumorosa sombra de los árboles.
Y dejar que las cosas sean todas como tienen que ser,
y que sigan el curso que les marca el dedo de Dios.

(Manuel Marín Triana)

Feliz día del Señor. Celina

Benedicto XVI

De Santiago podemos aprender muchas cosas: la prontitud para acoger la llamada del Señor incluso cuando nos pide que dejemos la “barca” de nuestras seguridades humanas, el entusiasmo al seguirlo por los caminos que él nos señala más allá de nuestra presunción ilusoria, la disponibilidad para dar testimonio de él con valentía, si fuera necesario hasta el sacrificio supremo de la vida. Así, Santiago el Mayor se nos presenta como ejemplo elocuente de adhesión generosa a Cristo.

(Benedicto XVI)

Feliz día del Señor, solemnidad del apóstol Santiago, patrono de España. Celina

San Agustín

Cuando buscamos agradar a los hombres, no buscamos nuestro propio provecho, sino el gozo de los demás, y nosotros nos gozamos de que les agrade lo que es bueno, por el provecho que a ellos les reporta, no por el honor que ello nos reporta a nosotros.

(San Agustín)

Feliz día del Señor. Celina

Papa Francisco

Miramos al cielo. Contemplando el mismo cielo, después de milenios, aparecen las mismas estrellas. Estas iluminan las noches más oscuras porque brillan juntas. El cielo nos da así un mensaje de unidad: el Altísimo que está por encima de nosotros nos invita a no separarnos nunca del hermano que está junto a nosotros.

(Papa Francisco)

Feliz día del Señor. Celina

San Alberto Hurtado

Al que ha encontrado a Dios le acontece lo que al que ama por primera vez: corre, vuela, se siente transportado; todas sus dudas están en la superficie, en lo hondo reina la paz. Lo duro, las contrariedades, se deslizan; en el centro de la vida perdura el conocimiento del ser y del amor de Dios. No le importa ni mucho ni poco cuál sea su situación, ni si escucha o no sus oraciones. Lo único importante es: Dios está presente. Ante este hecho calla su corazón y reposa.

(San Alberto Hurtado)

Feliz día del Señor. Celina

Émile Mersch

Nuestro Dios es el Dios de la esperanza. Nuestra esperanza es un homenaje de nuestro ser espiritual a la fidelidad de Dios. Nuestra calma imperturbable a través de las pruebas y en medio de las debilidades es un acto de religión. Otros pueden poner su esperanza en sus recursos: nosotros la ponemos en la palabra de Dios.

(Émile Mersch)

Feliz día del Señor. Celina

San Juan de Ávila

¿Qué mesa hay que pueda dar lo que esta da? Pues en testimonio de que eres uno de los que han de ir al cielo, comes tú a Dios y te come Él a ti; que te tornas parte de su cuerpo. Esto quiere decir que te come Dios a ti y tú a Él.

(San Juan de Ávila)

Feliz día del Señor, festividad del Corpus Christi

Papa Francisco

La fiesta de hoy nos invita a dejarnos fascinar una vez más por la belleza de Dios, belleza, bondad e inagotable verdad. Pero también belleza, bondad y verdad humilde, cercana, que se hizo carne para entrar en nuestra vida, en nuestra historia, en mi historia, en la historia de cada uno de nosotros para que cada hombre y mujer pueda encontrarla y obtener la vida eterna.

(Papa Francisco)

Feliz día del Señor, domingo de la Santísima Trinidad. Celina