San Claudio de la Colombiere

Estoy tan convencido, Dios mío, de que velas sobre todos los que esperan en ti, y de que no puede faltar cosa alguna a quien aguarda de ti todas las cosas, que he determinado vivir de ahora en adelante sin ninguna preocupación, descargando en ti todas mis solicitudes. “En paz me acuesto y enseguida me duermo porque tú solo, Señor, me haces vivir tranquilo”. (Salmo 4, 10)

(San Claudio de la Colombiere)

Feliz día del Señor. Celina

Un comentario en «San Claudio de la Colombiere»

  1. Dos ideas nos propone el texto elegido hoy por Celina: confianza y esperanza. Una confianza puesta en el Señor. Él es nuestro pastor, él nos protege y nos guía por la senda de amor a Dios y al prójimo. Él es nuestra esperanza en nuestro caminar a la casa del Padre. Nada hace más feliz al hombre en esta vida que poner sus problemas en las manos de Dios, sabedores que nos perdona, comprende y ama. Sugerente imagen del niño guiado por su padre. Gracias Celina. Feliz día del Señor a todos.

Los comentarios están cerrados.