Guillermo de S. Thierry

Dios ha visto que su grandeza -a partir de Adán- provocaba resistencia; que el hombre se siente limitado en su ser él mismo y amenazado en su libertad. Por lo tanto, Dios ha elegido una nueva vía. Se ha hecho un niño. Se ha hecho dependiente y débil, necesitado de nuestro amor. Ahora -dice ese Dios que se ha hecho niño- ya no podéis tener miedo de mí, ya solo podéis amarme.

(Guillermo de S. Thierry)

Feliz día del Señor. Celina

Feliz Navidad

Hoy ha nacido el que es la fuerza, la paz, la alegría y el consuelo para todos los hombres.
“Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor”.

FELIZ NAVIDAD. Celina

Miguel Ortega Riquelme

Madre de la tierna espera,
necesitamos recibir al Hijo de tus entrañas…
Tenemos necesidad, Madre buena,
de su palabra que nos libera,
de su amor que nos salva
y de su fuerza para asumir nuestra tristeza.
Caminamos con paso firme por la vida
y soportamos con valor las dificultades, porque sabemos que Jesús, hermano nuestro,
viene a habitar en esta tierra.

(Miguel Ortega Riquelme)

Feliz día del Señor. Celina

Papa Francisco

La Anunciación (detalle), Bartolomé Esteban Murillo

La alegría de la salvación comienza en la vida diaria de la casa de una joven de Nazaret. Dios mismo es el que toma la iniciativa y elige insertarse, como hizo con María, en nuestros hogares, en nuestras luchas diarias, llenas de ansias y al mismo tiempo de deseos. Y es precisamente dentro de nuestras ciudades, de nuestras escuelas y universidades, de las plazas y los hospitales donde se escucha el anuncio más bello que podemos oír: “¡Alégrate, el Señor está contigo!”.

(Papa Francisco)

Feliz día del Señor. Celina

Manuel Martín Triana

Quien se sabe amado confía. Así la confianza es la flor y el aroma del amor. Quien ha aprendido a esperar en Él, lo ha aprendido todo, sin que le falte nada del cielo ni de la tierra. Ante tu puerta correrá el arroyo claro y no tendrás que hacer sino coger el agua en la cuenca de tus manos.

(Manuel Martín Triana)

Feliz día del Señor. Celina

Karl Rahner

(Señor) al decirte: ‘Ven”, deseamos que se manifieste con mayor claridad que tú ya estás en todo, que el corazón de todas las cosas se ha transformado ahora, porque tú las has habitado con tu presencia. Por eso, llenos de esperanza te decimos: ¡TÚ ERES EL QUE TIENE QUE VENIR! Tú vienes. Esto no es pasado ni futuro. Sino el presente que se llena de ti.

(Karl Rahner)

Feliz día del Señor, I Domingo de Adviento. Celina