Benedicto XVI

“Mirad, Dios viene, nuestro Salvador”. (La antífona) no usa el pasado -Dios ha venido- ni el futuro -Dios vendrá-, sino el presente: “Dios viene”. Se trata de un presente continuo, es decir, de una acción que se realiza siempre: está ocurriendo, ocurre ahora y ocurrirá también en el futuro. En todo momento “Dios viene”.

(Benedicto XVI)

Feliz día del Señor, I Domingo de Adviento. Celina

José María Rodríguez Olaizola

El Salvador, El Greco

¿Qué Reino es este, que ve a su Rey despojado de grandezas, de ropajes, de títulos? 

Hay que saber mirar para descubrir el poder verdadero de una palabra que rompe muros y desnuda ficciones. 

Mirad y ved, una mano que escribe la ley en la arena y viste, con suave caricia, a los despojados. 

Unos pies descalzos que se adentran por caminos áridos para salir al encuentro de la gente solitaria. 

Un corazón que late tan fuerte con cada herida ajena que a punto está de salirse del pecho. 

Mirad y ved, vosotros también; contempladlo y quedaréis radiantes. 

(José María Rodríguez Olaizola)

Feliz Domingo, fiesta de Jesucristo, Rey del Universo. Celina

Autor desconocido

¿Estás en paz?

Reza: la oración te conservará. 

¿Eres tentado?

Reza: la oración te sostendrá. 

¿Has cedido a la tentación? 

Reza: la oración te levantará.

¿Estás desanimado?

Reza: la oración te fortalecerá. 

¿Estás abandonado? 

Reza: la oración hará que Jesús se acerque a ti.

¿Te ves perdido, no sabes ya qué va a ser de ti?

Arrójate en la oración, no razones, no le des vueltas.

Reza: Jesús nunca falla.

(Autor desconocido)

Feliz día del Señor. Celina

Pedro Arrupe

Nada puede importar más que encontrar a Dios.

Es decir, enamorarse de Él

de una manera definitiva y absoluta. 

Aquello de lo que te enamoras atrapa tu imaginación, 

y acaba por ir dejando su huella en todo.

Será lo que decida qué es

lo que te saca de la cama en la mañana, 

qué haces con tus atardeceres, 

en qué empleas tus fines de semana, 

lo que lees, lo que conoces,

lo que rompe tu corazón, 

y lo que te sobrecoge de alegría y gratitud. 

(Pedro Arrupe, sacerdote jesuita)

Feliz día del Señor. Celina