San Gregorio Nacianceno

IMG_1724

(El Hijo de Dios), que posee en todo la plenitud, se anonada a sí mismo, ya que, por un tiempo, se priva de su gloria, para que yo pueda ser partícipe de su plenitud.
¿Qué son estas riquezas de su bondad? ¿Qué es este misterio en favor mío? Yo recibí la imagen divina, más no supe conservarla. Ahora él asume mi condición humana, para salvar aquella imagen y dar la inmortalidad a esta condición mía; establece con nosotros un segundo consorcio mucho más admirable que el primero. (San Gregorio Nacianceno, obispo)

Feliz día del Señor, I Domingo de Adviento. Celina

Jesucristo Rey del Universo

IMG_1722

¿Qué cosa habrá para nosotros más dulce y suave que el pensamiento de que Cristo impera sobre nosotros, no solo por derecho de naturaleza, sino también por derecho de conquista, adquirido a costa de la redención? Ojalá que todos los hombres, harto olvidadizos, recordasen cuánto le hemos costado a nuestro Salvador. “Fuisteis rescatados no con oro o plata, que son cosas perecederas, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un Cordero inmaculado y sin tacha” (I Pedro 1, 18-19). No somos,  pues, ya nuestros, puesto que Cristo nos ha comprado por precio grande; hasta nuestros mismos cuerpos son miembros de Jesucristo. (Pío XI) Feliz día del Señor, fiesta de Jesucristo Rey del Universo. Celina

IMG_1723

San Bernardo de Claraval


(La Iglesia)

¡Qué humildad y qué sublimidad! Es la tienda de Cadar y el santuario de Dios; una tienda terrena y un palacio celestial; una casa modestísima y un aula regia; un cuerpo mortal y un templo luminoso; la despreciada por los soberbios y la esposa de Cristo. Tiene la tez morena, pero es hermosa, hijas de Jerusalén. El trabajo y el dolor del prolongado exilio la han deslucido, pero también la embellece su forma celestial. (San Bernardo de Claraval)

Feliz día del Señor. Celina

San Isidoro de Sevilla

Aplícate más a ser bueno que a ser visto; no te des por enterado si alguien te alaba o te vitupera. No te seduzca la alabanza ni te quebrante el vituperio, porque quien no apetece la alabanza no siente la afrenta. (San Isidoro de Sevilla)

Feliz día del Señor. Celina

Todos los Santos

La Gloria de Todos los Santo, G. B. Ricci

El santo es aquel que está tan fascinado por la belleza de Dios y por su perfecta verdad que éstas lo irán progresivamente transformando. Por esta belleza y verdad está dispuesto a renunciar a todo, también a sí mismo. Le es suficiente el amor de Dios, que experimenta y transmite en el servicio humilde y desinteresado del prójimo. (Benedicto XVI)

Feliz día del Señor, fiesta de Todos los Santos. Celina