Papa Francisco

El término “limosna” deriva del griego y significa precisamente “misericordia”. La limosna, pues, debería traer consigo toda la riqueza de la misericordia. Y como la misericordia tiene mil caminos, mil modalidades, así la limosna se expresa en tantos modos, para aliviar la dificultad de cuantos se encuentran en necesidad.

(Papa Francisco)

Feliz día del Señor. Celina

David G. Benner

La oración, entre otras cosas, puede incluir:
Pasear contemplativamente por el bosque para apartarte de tus preocupaciones y centrarte en Dios.
Sentarte en silencio, permitiendo que tu corazón vuelva junto a Dios mediante la repetición tranquila y constante de una palabra que exprese el amor que le tienes.
Leer las oraciones litúrgicas o de otros autores.
Meditar contemplando un icono o una obra de arte inspirada en la Biblia.
Dejar que tu corazón entone una alabanza, que no tiene por qué expresarse con palabras, al contemplar una puesta de sol, una tormenta, una flor, un árbol…

(David G. Benner)

Feliz día del Señor. Celina

Benedicto XVI

La cultura contemporánea parece haber perdido el sentido del bien y del mal, por lo que es necesario reafirmar con fuerza que el bien existe y vence, porque Dios es “bueno y hace el bien” (Sal 119, 68). El bien es lo que suscita, protege y promueve la vida, la fraternidad y la comunión. La responsabilidad para con el prójimo significa, por tanto, querer y hacer el bien del otro, deseando que también él se abra a la lógica del bien; interesarse por el hermano significa abrir los ojos a sus necesidades.

(Benedicto XVI)

Feliz día del Señor. Celina