San Juan Pablo II

Día de oración, de comunión y de alegria, el domingo repercute en la sociedad irradiando energías de vida y motivos de esperanza. Es el anuncio de que el tiempo, habitado por Aquel que es el Resucitado y Señor de la historia, no es la muerte de nuestras ilusiones sino la cuna de un futuro siempre nuevo, la oportunidad que se nos da para transformar los momentos fugaces de esta vida en semillas de eternidad. (San Juan Pablo II)

Feliz día del Señor. Celina

San Francisco de Sales

El alma del prójimo es el árbol de vida del paraíso terrenal; está prohibido tocarlo porque es de Dios, quien debe juzgarlo y a nosotros también. Cuando nos entran ganas de enfadarnos con alguien, es preciso que inmediatamente miremos esta alma en el seno de Dios, a partir de este momento nos guardaremos de enfadarnos con ella y este es el verdadero medio de conservar la paz en nuestro corazón y el amor del prójimo. (San Francisco de Sales)

Feliz día del Señor. Celina

San Juan de la Cruz

Señor, que yo no me apegue a nada; haz que mi espíritu se mantenga completamente libre de todas las cosas para perseverar en el profundo silencio que es necesario para escuchar íntima y delicadamente tu palabra, pues tú hablas al corazón en la soledad, en suma paz y quietud. (San Juan de la Cruz)

Feliz día del Señor. Celina

San Juan Crisóstomo

(Jesús) llámase a sí mismo “Pan de vida” (Juan 6, 48) porque sustenta nuestra vida, tanto la presente como la futura, por lo cual añadió “el que coma de este pan vivirá para siempre”. Y pan llama aquí, o bien a los dogmas saludables y a la fe en Él, o bien su propio cuerpo. Pues ambas cosas fortalecen al alma. (San Juan Crisóstomo)

Feliz día del Señor, fiesta del Corpus Christi. Celina