Balduino de Cantorbery


Resurrección de Lázaro

“La palabra de Dios es viva y eficaz”. Es viva, ya que el Padre le ha concedido poseer la vida en sí misma, como el mismo Padre posee la vida en sí mismo. Es vivificante cuando llama a Lázaro del sepulcro, diciendo al que estaba muerto: “Lázaro, ven afuera”. Es eficaz en la creación del mundo, eficaz en el gobierno del universo, eficaz en la redención de los hombres. ¿Qué otra cosa podríamos encontrar más eficaz y más poderosa que esta palabra?. Jamás vuelve vacía, sino que siempre produce fruto cuando es enviada. (Balduino de Cantorbery, obispo)

Feliz día del Señor. Celina

San Juan Crisóstomo

d694a52d57b1b336576417f30875e5ef

El Señor nos enseña a orar en común por todos nuestros hermanos. Porque Él no dice “Padre mío” que estás en el cielo, sino “Padre nuestro”, a fin de que nuestra oración sea de una sola alma para todo el Cuerpo de la Iglesia. (San Juan Crisóstomo)

Feliz día del Señor. Celina

José María Cabodevilla

4859435ddf490d75751f83e689f81077
La Virgen y el Niño, Roberto Ferruzzi

De ordinario, suele alabarse la virginidad de María, su concepción inmaculada o, sobre todo, su maternidad divina. “Dichoso el vientre que te llevó y los pechos que te criaron”, exclamó una voz entre la muchedumbre y siguen ahora exclamando los cristianos. Pero Cristo responde:”Más bien, dichosos los que creen en la palabra de Dios y la cumplen.”. Cristo no dice, no puede decir que haya otros seres más dichosos que su madre. Lo que sí afirma es que la razón principal de la bienaventuranza de María no consiste en haber concebido al Hijo de Dios, sino en haber creído en Él. (José María Cabodevilla)

Feliz día del Señor. Celina

Benedicto XVI

No son las ideologías las que salvan el mundo sino solo dirigir la mirada al Dios viviente, que es nuestro creador, el garante de nuestra libertad, el garante de lo que es realmente bueno y auténtico. La revolución verdadera consiste únicamente en mirar a Dios, que es la medida de lo que es justo y, al mismo tiempo, es el amor eterno. Y, ¿qué puede salvarnos si no es el amor? (Benedicto XVI)

Feliz día del Señor. Celina

San Agustín

Interroga a la belleza de la tierra, del mar, del aire dilatado y difuso, del cielo; interroga al ritmo ordenado de los astros; interroga al sol, que ilumina el día con fulgor; interroga a la luna, que mitiga con su resplandor la oscuridad de la noche que sigue al día; interroga a los animales que se mueven en el agua, que habitan la tierra y vuelan en el aire. Interroga a todas estas realidades. Todas te responderán: “Mira y observa qué hermosas somos.” Su belleza es como un himno de alabanza. Ahora bien, estas criaturas tan hermosas, pero a la vez tan cambiantes, ¿quién las hizo sino uno que es la belleza que no cambia? (San Agustín)

Feliz día del Señor. Celina