San Juan Crisóstomo

Tengo en mis manos su palabra escrita (la del Señor). Este es mi báculo, esta es mi seguridad, este es mi puerto tranquilo. Aunque se turbe el mundo entero, yo leo esta palabra escrita que llevo conmigo, porque es mi muro y mi defensa. ¿Qué es lo que ella me dice? «Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo».

(San Juan Crisóstomo)

Feliz día del Señor. Celina

San Bernardo

En los peligros, en las angustias, en las dudas, piensa en María, invoca a María. No la apartes de tu boca, no la apartes de tu corazón y, para conseguir la ayuda de su oración, no te separes del ejemplo de su vida.

(San Bernardo)

Feliz día del Señor. Celina

San Agustín

A veces la voluntad de Dios es que estés sano y otras veces que estés enfermo; si cuando estás sano te es dulce la voluntad de Dios, y cuando enfermo te es amarga, no eres recto de corazón. ¿Por qué? Porque no quieres encauzar tu voluntad a la de Dios, sino que prefieres torcer la voluntad de Dios hacia la tuya.

(San Agustín)

Feliz día del Señor. Celina

Dulce María Loynaz

Bien sé que todo tiene su objeto y su motivo:
que he venido por algo y que para algo vivo.
Y que si lo mandaste, fue también con la idea
de llenar un vacío, por pequeño que sea.
Que hay un sentido oculto en la entraña de todo:
en la pluma, en la garra, en la espuma, en el lodo.

(Dulce María Loynaz)

Feliz día del Señor. Celina

Benedicto XVI

La fiesta de la Asunción es un día lleno de alegría. Dios ha vencido. El amor ha vencido. Ha vencido la vida. Se ha puesto de manifiesto que el amor es más fuerte que la muerte, que Dios tiene la verdadera fuerza, y su fuerza es bondad y amor.

(Benedicto XVI)

Feliz día del Señor, fiesta de la Asunción de la Virgen María al cielo. Celina

Manuel Marín Triana

Un día comprendí que debía recibir dulcemente mis derrotas,
como tenues incidentes del camino.
Entendí qué bueno es quedarse en paz,
sentado a la rumorosa sombra de los árboles.
Y dejar que las cosas sean todas como tienen que ser,
y que sigan el curso que les marca el dedo de Dios.

(Manuel Marín Triana)

Feliz día del Señor. Celina

Benedicto XVI

De Santiago podemos aprender muchas cosas: la prontitud para acoger la llamada del Señor incluso cuando nos pide que dejemos la “barca” de nuestras seguridades humanas, el entusiasmo al seguirlo por los caminos que él nos señala más allá de nuestra presunción ilusoria, la disponibilidad para dar testimonio de él con valentía, si fuera necesario hasta el sacrificio supremo de la vida. Así, Santiago el Mayor se nos presenta como ejemplo elocuente de adhesión generosa a Cristo.

(Benedicto XVI)

Feliz día del Señor, solemnidad del apóstol Santiago, patrono de España. Celina