Sábado Santo


Descenso de Jesús al abismo

¿Qué es lo que hoy sucede? Un gran silencio envuelve la tierra, un gran silencio y una gran soledad. Un gran silencio porque el Rey duerme. Quiere visitar a “los que viven en tinieblas y en sombra de muerte”.

El enemigo te sacó del paraíso; Yo te coloco no ya en el paraíso, sino en el trono celeste. Te prohibí que comieras del árbol de la vida; Yo soy el verdadero árbol, Yo, que soy la vida y que estoy unido a ti. Coloqué un querubín que fielmente te vigilara; ahora te concedo que el querubín , reconociendo tu dignidad, te sirva.

(De una homilía antigua sobre el Sábado Santo)

Un comentario en «Sábado Santo»

  1. Varias son las ideas que evoca este texto; pero voy a fijar el comentario en la primera de todas: el Rey no ha muerto, sólo duerme. Y mientras duerme, el mundo queda en absoluta soledad y en profundo silencio. Así queda nuestra alma, sola y muda, cuando dejamos que Cristo se vaya a dormir lejos de nosotros. Gracias, Celina, por tan profundo y oportuno texto. Feliz Sábado Santo para todos.

Los comentarios están cerrados.