Benedicto XVI

“Mirad, Dios viene, nuestro Salvador”. (La antífona) no usa el pasado -Dios ha venido- ni el futuro -Dios vendrá-, sino el presente: “Dios viene”. Se trata de un presente continuo, es decir, de una acción que se realiza siempre: está ocurriendo, ocurre ahora y ocurrirá también en el futuro. En todo momento “Dios viene”.

(Benedicto XVI)

Feliz día del Señor, I Domingo de Adviento. Celina

Un comentario en «Benedicto XVI»

  1. Me voy a atrever a decir que Dios está aquí, porque en Él vivimos, nos movemos y somos. Él es el sol que vivifica toda su creación como sugiere la imagen. Sin Él nada existiría. Él solo tiene palabras de vida eterna. Gracias, Celina, por hacernos sentir y palpar la presencia de Dios en nosotros. Feliz día del Señor a todos.

Los comentarios están cerrados.