San Juan XXIII


La paz en la tierra, suprema aspiración de toda la humanidad a través de la historia, es indudable que no puede establecerse ni consolidarse si no se respeta fielmente el orden establecido por Dios. 

El progreso científico y los adelantos técnicos enseñan claramente que en los seres vivos y en las fuerzas de la naturaleza impera un orden maravilloso y que, al mismo tiempo, el hombre posee una intrínseca dignidad, por virtud de la cual puede descubrir ese orden y forjar los instrumentos adecuados para adueñarse de esas mismas fuerzas y ponerlas a su servicio. 

(San Juan XXIII)

Feliz día del Señor. Celina

Un comentario en «San Juan XXIII»

  1. Por eso, por la necesidad de paz, la Iglesia canta en las celebraciones de las misas “Gloria a Dios en el Cielo y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor”. Porque Dios ama a los hombres de buena voluntad, alcemos los brazos hacia él y pidámosle la paz como nos invita a hacer la imagen que nos muestra Celina. Que la paz, la alegría y el amor del Señor Jesús sea con todos vosotros. Feliz día del Señor a todos.

Los comentarios están cerrados.