Santa Teresa de Calcuta

Seamos fieles en las cosas pequeñas, porque ahí estará nuestra fortaleza. Miremos el ejemplo de la lámpara que arde con el aporte de pequeñas gotitas de aceite, y sin embargo da mucha luz. Las gotitas de aceite de nuestras lámparas son las cosas pequeñas que realizamos diariamente: la fidelidad, la puntualidad, las palabras bondadosas, las sonrisas, nuestra actitud amorosa hacia los demás.

(Santa Teresa de Calcuta)

Feliz día del Señor. Celina

Un comentario sobre “Santa Teresa de Calcuta”

  1. A Dios siempre le ha encantado el microcosmos. Él, que no cabe en el mundo y todo el universo le queda pequeño, se hizo bebé, niño, joven y hombre. Pero nuestra insignificancia aún le pareció grande y se hizo pan. Y decidió hacerse tan pequeño como una miga de pan y una gota de vino. Y así lo pequeño se hizo grande y lo grande pequeño. Hermoso texto, Celina, y bella imagen. Feliz día del Señor a todos.

Los comentarios están cerrados.