San Cirilo de Jerusalén

Así como el grano de mostaza, aunque pequeño en tamaño, está dotado de una fuerza parecida a la del fuego y, plantado aunque sea en un lugar exiguo, produce grandes ramas hasta tal punto que pueden cobijarse en él las aves del cielo, así también la fe, cuando arraiga en el alma, en pocos momentos realiza grandes maravillas.

(San Cirilo de Jerusalén)

Feliz día del Señor. Celina

Un comentario en «San Cirilo de Jerusalén»

  1. La fe mueve montañas es una frase popular de inspiración biblica. Efectivamente, la fe es fuerza, es ilusión, es un proyecto que se emprende, es vida. Quien no tiene fe está muerto. Pero si esta fe la fundamentamos en Dios, entonces nuestras fuerzas y nuestro vigor nos transforman, transforman nuestra vida en el fuego del Espíritu Santo. Cuando uno tropieza con un hombre de fe en sí mismo y, especialmente, en Dios, su fuego llega a quemarnos a nosotros mismos. Pido a Dios que nos acreciente el don de la fe. Sugerente imagen del grano de mostaza. Gracias, Celina. Feliz día del Señor a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.